Big Data es el término usado para describir grandes volúmenes de datos; los Big Data son cada vez más relevantes a medida que la sociedad se enfrenta a un aumento sin precedentes en el número de informaciones generadas cada día.

Bancos, compañías aéreas, operadores de telefonía, redes de minoristas, son ejemplos de empresas que circulan con grandes volúmenes de información. Pero esas organizaciones saben qué hacer y cómo utilizar tanta información? Hoy en día es muy común que pequeñas y grandes empresas utilicen los datos retenidos para conquistar nuevos clientes, fidelizar los ya existentes y hacer crecer la empresa.

En realidad, no es necesario tener un número expresivo de datos si no se aprovechan de forma eficaz e inteligente. Es ahí donde entra el concepto de Big Data: un término que se conoció en los años 2000 y, desde entonces, ha sido importantísimo no sólo en el medio corporativo, sino en diversas áreas.

Concepto

Podemos definir Big Data como los conjuntos de datos de gran volumen y que necesitan herramientas especiales para manejar grandes cantidades, de forma que toda la información pueda ser encontrada, analizada y también aprovechada en el tiempo necesario.

Un ejemplo para ello es la cantidad de transacciones bancarias que ocurren en el mundo cada segundo, el tráfico de datos de operadores de telefonía móvil, la gestión de una cadena de empresas y también las redes sociales, que pueden determinar varios factores a través de la información de los bancos de datos datos. En fin, estos son sólo algunos ejemplos entre los varios existentes.

Al tener control de todos los datos de forma continua y organizada, una empresa logra mejorar un producto, o incluso desarrollar una estrategia de marketing más eficaz, además, es posible tener control de los gastos, inversiones y resultados.

Big Data es un nombre que ha surgido en los medios recientemente, pero como hemos visto, puede ser decisivo en una empresa. A pesar del término reciente, la idea de usar de la mejor manera la base de datos de una compañía no es de hoy.

La propuesta principal de Big Data es ofrecer un enfoque amplio en el modo de tratar el conjunto de datos y así hacer todo el resultado más eficiente y preciso. Cabe señalar que el concepto de Big Data toma en consideración además de la cantidad de datos, también la velocidad de análisis y puesta a disposición de ellos, así como la relación entre ellos.

Big Data y su real importancia

La acumulación de datos no surgió ahora, desde hace mucho tiempo servían, igualmente como hoy, para organizar, guardar y analizar todo lo que ocurría en una empresa o institución. Sin embargo, en los tiempos modernos ese tipo de organización tuvo cambios, con ordenadores cada vez más modernos y aún con softwares más precisos el análisis de datos se hizo aún más preciso y también más rápido.

Por el momento tratamos el Big Data sólo en el sector de negocios de gran porte, pero debemos tener en cuenta que en un futuro próximo todos los electrodomésticos deberán estar conectados a internet, y así, más datos serán generados todos los días. Se llama internet de las cosas.

Con las nuevas tecnologías hay un aumento muy grande de informaciones en todo el mundo, y así, empresas, gobiernos y cualquier otra institución deben saber manejar esta información de la mejor manera posible. Big Data posee esta función, es decir, ayudar en la organización y análisis de los datos para obtener información en tiempo real. ¿Has pensado en cuánta información se genera en Internet?

Los cinco «Vs» del Big Data

Los expertos intentaron resumir el término Big Data sobre la base del concepto de los cinco «Vs»: volumen, velocidad y variedad, con los factores veracidad que aparece posteriormente.

5 Vs del Big Data

Volumen: se considera la cantidad de datos de gran escala, que crecen exponencialmente.

Velocidad: Para obtener el resultado deseado en la solución de problemas, por ejemplo, el tratamiento de datos debe realizarse de forma rápida, en tiempo real. Así, una empresa, caso detecta algún obstáculo, necesita que sus datos estén todos dispuestos y aunque puedan atender la demanda en tiempo hábil.

Variedad: El gran volumen de datos que tenemos actualmente es el resultado de la diversidad de información.Sabemos que es posible encontrar datos en varios formatos, como los estructurados, es decir, almacenados en bancos como Postgre SQL y Oracle, y otros datos ubicados en otras varias fuentes, como documentos, imágenes, vídeos, etc. Por lo tanto, la variedad necesita ser lidada como un todo, tal vez un determinado dato no sea útil si no se asocia a otro.

Veracidad: Los datos deben ser confiables, tratar con otros factores, como el volumen, la velocidad y la variedad poco adelanta o importa si no son reales.Por lo tanto, es necesario que haya el máximo posible de consistencia de los datos.

Valor: El valor, en cuestión, es resultado de la combinación de todos los aspectos citados anteriormente.Así, el resultado no tendrá sentido alguno si no trae beneficios significativos y que compensan toda la inversión.

Con los ítems citados arriba se determina la noción de Big Data. Sin embargo, los expertos creen que no es necesario la combinación de todos los factores para considerar el Big Data.

¿Dónde y cómo el big data es, o puede ser, usado?

De forma rápida y en tiempo real el conjunto de datos puede ser una herramienta muy útil no sólo para las pequeñas y grandes empresas aprovechar sus negocios con acciones de marketing como, por ejemplo, con SMS personalizados, basados en los conocimientos en profundidad sobre el perfil de los perfiles clientes, pero también en diversos sectores. Cada vez más el big data puede ser expandido con las nuevas posibilidades que la era digital ofrece a través de los avances tecnológicos. Un buen ejemplo de esto son las muchas áreas donde el big data puede ser aplicado por la administración pública para facilitar la rutina y mejorar las experiencias de la población.Vea algunos modelos de iniciativas modernas y útiles con la tecnología de datos que también pueden ser el camino para transformar metrópolis en ciudades inteligentes.

Salud: Por medio de herramientas de auto-monitoreo, como accesorios o hasta aplicaciones que reúnen datos personales y evalúan las condiciones de salud diariamente de determinada persona y que y puede emitir una alerta para médicos, anticipando una consulta o, prever situaciones de riesgo y garantizar el socorro, disparando una llamada urgente a los socorristas.

Transporte: Los sensores distribuidos en vehículos y carreteras pueden recoger y analizar información en tiempo real sobre el tráfico y crear soluciones como, por ejemplo, la reconfiguración del orden de los semáforos para que el tráfico fluya mejor. Estos sensores contribuyen a lo que se denomina tránsito ecológico, donde hay más seguridad, menos embotellamiento y, por consiguiente, disminución de contaminantes.

Previsión meteorológica: Un sistema con Big Data hace un análisis de los datos y proporciona informaciones útiles para personas que dependen del clima para realizar sus actividades diarias, principalmente, profesionales como agricultores, pescadores y surfistas.Con una previsión detallada, asertiva y anticipada es posible evitar que daños mayores, causados por siniestros naturales, atraen a las personas desprevenidas.

Medio ambiente: El conjunto de datos también puede ser usado para monitorear y reaprovechar el consumo de agua y energía, tanto en residencias, como en empresas y espacios públicos.

Educación: Las escuelas pueden compilar las informaciones de cada alumno, como un Rayo X del estudiante, y, evaluando lo que los datos indican, formular un método de enseñanza apropiado a cada perfil. Además, puede utilizar del mismo Rayo X para incentivar y desarrollar las vocaciones de alumnos que se están encaminando hacia la vida académica.

Fuentes: Rafaela Pozzebom | @Oficinadanet – Ibm, Infowester, Bigdatauniversity