PortugueseEnglishSpanish
PortugueseEnglishSpanish
PortugueseEnglishSpanish

Yo no te doy ese Permiso

No es arrogancia, es autorrespeto.

Para comprender completamente el mensaje sobre ‘yo no te doy ese permiso, es importante practicar la EMPATIA:

“La empatía es la capacidad de comprender la experiencia vivida por el otro para percibir lo que él siente y por qué él reacciona de determinada forma “.

Cuando A moestra resistencia a una acción de B, sea cual sea, A está delimitando su espacio y no hay nada malo en hacer esto. Solo que algunas personas se sienten obligadas a advertir sobre el límite invasor. Si, invasor, por qué quien sobrepasa el límite sin autorización es invasor y quien invade, no respeta.

La restricción de quien delimita el espacio puede darse por algunos aspectos:

√Temo ser grosero;

√Sensación de ser egoísta;

√Duda se parece arrogante; y / o

√Miedo a ser rechazado.

A partir de esas sensaciones, la actitud podría ser la de consentimiento, muchas veces sin la presión del otro, pero también sin la claridad sobre el deseo real de permitir. Es como si fuera: ‘yo permito pero no estoy completamente de acuerdo con el otro y sólo lo hago porque tengo miedo de ser rechazado / grosero / arrogante / egoísta.

El mecanismo de protección acaba convirtiéndose en un acto de violación: ‘yo dejo, pero no me siento bien con eso y sólo hago para contentar al otro’. ¿El otro? ¿El otro en primer lugar? El ejercicio mental ahora es aclarar a sí mismo sobre quién está en el primer lugar de la lista de prioridades. Si el lugar de destaque es el otro, usted mismo se coloca en el rincón. Y si usted se coloca en esa posición, el otro se sentirá en el derecho de no valorarlo.

La dinámica ocurre todos los días en todas partes: en casa, en la relación con la familia; en la escuela, en la relación con profesores y colegas; en el trabajo, con el jefe, pares y subordinados; en la relación fuente-periodista. Como es esto en su realidad; ¿Ya paró para pensar cómo actúa y reacciona?

A medida que no hay la autovalorización, todo puede ser permitido. Es como si usted autorizara el abuso; al final, usted dio el espacio!

Al sentirse dueño del espacio y valorado, quien antes cedía, ahora se posiciona mejor. Y eso no significa gritar y no poner el dedo en riste. ¡Eso significa autorrespecto!

Sin embargo, respetarse y posicionarse bien puede ser confundido, de acuerdo con las creencias de cada uno, con arrogancia. La visión distorsionada de que alguien que sabe lo que quiere y se comunica bien es un arrogante, sucede de esa forma por quien no se siente capaz de alcanzar el mismo nivel de desempeño y se ofende con la postura adecuada del otro. Es diferente saber posicionarse y ser arrogante. ¿Vamos a trabajar las diferencias para evitar confusión?

Escrito por:

Deixe seu comentário

Leia mais sobre: Noticias

Por favor, preencha o formulário para entrarmos em contato

Ao clicar em "Enviar" você concorda com nossa Políticas de Privacidade.

Produtos